viernes, 25 de octubre de 2013

Cuando la careta de la falsedad pase por mi acera, esquivaré los pozos que dejan sus pisadas. Si se despiertan mis incubos y sucubos puedo mostrar la otra cara y hoy, no quiero caer