domingo, 21 de enero de 2018

Principio y fin.

Te encontré de pie,
sobre panes recién horneados
que se hundían bajo el peso de tu ignorancia.
Las notas de Rabel
me empujaban a acunar tus monstruos.

Fue el principio del final.