miércoles, 31 de octubre de 2012

Anochece...



En calma. ...En paz.
Porque todos los encajes que puse como pude a mis “cuestiones intimas” se han caído.
Y he quedado como una piedra en bruto esperando que se le descubra.
En calma…. en paz…
contemplando “un atardecer” uno de los tantos que mansamente el mundo nos regala