martes, 2 de julio de 2013

Quepitud


Hoy no quepo ni en el infinito. 
Hasta lo interminable  se me hace pequeño.
 Esta “quepitud”, este ser, este estar,
 no conoce de las medidas tradicionales. 
Vaga silenciosa lejos de la regla y el compás. 
Huye de lo exacto y previsible.  
También puede ser verbo. 
Cuando se transforma en acción,
tiembla lo manifestado  temiendo desaparecer.

Patricia Furlong