domingo, 8 de septiembre de 2013

Luis Miguel Rabanal (2)

Las palabras se ponen en fila.
Esperan ansiosas, alborotadas,
casi al borde de la rebelión
Usame!
Me gritan una y otra vez,
mientras torpemente pretendo
describir lo indescriptible.
 Descubro las sombras de tu cuerpo.
Esconden la maestría de tus palabras …
Palabras infinitas
que no esperan ser comprendidas
Palabras escritas, para estar.
L iman tus poemas mi alma
U rgan tus sentires mis sentires
I man perpetuo que me conduce mi mirada,
S olo de noche a tus libros
M ientras dejo que se duerman mis mundos

I dealizados hasta la idiotez