domingo, 29 de septiembre de 2013

Precipicio (no me gusta poner nombre a lo que escribo)

El precipicio llamaba a sus recuerdos. Había decidido tirarlos. Sin embargo, hasta último momento, antes del empujón certero, seguía encadenada. La condición de víctima era su cárcel.