domingo, 29 de septiembre de 2013

La métrica de la distancia

Los centímetros de la distancia no respetan al sistema métrico decimal. Sustituyen los milímetros por sentimientos, dotándola de una flexibilidad pasmosa. Se puede medir “personalizadamente”, independientemente de los kilómetros que estemos del objeto en cuestión que nos hace plantear este asunto que ya huele a existencia. Es un centímetro que hasta cambia de color. Desde los negros del duelo hasta los rosas de esos recuerdos que hábilmente teñimos de cariño para sobrevivir, todo es posible en esta “métrica sentimental”