miércoles, 31 de mayo de 2017

Hablaba en mariposa.
Por eso nadie le entendía.
Paseaba su rugosa soledad,
haciendo equilibrios
en el cordón de la vereda.

El loco de Piazzola
era su única compañía.
La luna ya no rodaba por Callao.

Mientras voces de vinagre
le escupian sonrisas...
se dejaba mentir.

Emigrar...
y rajarse de pies a cabeza
después de haber volado
sobre una pleamar de otoño
allá por el 2001

P.T.F
Fotografia Patricia Furlong