domingo, 15 de febrero de 2015

Modistas

Por un momento pude ver
a las modistas y sastres de los dioses
tallando en las cabezas de alfiler
la decrepitud de algunos humanos.

Y preferí quedarme donde estoy,
en este espacio libre
que queda entre las hebras
de una parva de heno.