martes, 3 de octubre de 2017

Ciempiés

Tengo el corazon mordido por la noche.
Manos atadas.
Pies hundidos en el humo del tabaco.
Memoria con retales de futuro que asoman sus hilachas.
Doy vuelta el espejo de mi madre buscando algun papel que al menos sugiera como mirar a la muerte.
Habitaciones ciegas, hospitales pintados,
camas con muertos de fantasmas del futuro.
Un ciempiés camina en círculos por mi cabeza.
La palabra madre no tiene edad